martes, 29 de mayo de 2012

Más de 4.000 agricultores y propietarios se suman al manifiesto por un desarrollo sostenible de Sierra Espuña


TOTANA.- Un total de 40 entidades agrarias de Totana, que representan a más de 4.000 agricultores y propietarios agrícolas, se han adherido al manifiesto por un desarrollo sostenible y equilibrado de Sierra Espuña y su territorio circundante.

   En el citado escrito está firmado por los representantes de cooperativas agrarias, comunidades de regantes, asociaciones de propietarios agrícolas, Atrias (Agrupaciones de Tratamientos Integrados para la Agricultura) y organizaciones profesionales de agricultores, según fuentes de COAG.
   Se solicita expresamente además de diversas peticiones y valoraciones en relación con diferentes cuestiones que afectan al sector agrícola local (vigilancia rural, edificabilidad de viviendas y almacenes en zonas rurales, problemas de los pozos de agua de riego, etc.); -pendientes algunas de ellas de su valoración para una próxima reunión del Consejo Asesor Agrario Local- la desaparición y extinción del arruí de la Reserva de Sierra Espuña, de los terrenos municipales y de toda la Región de Murcia.
   Y es que, argumentan en el escrito, "los supuestos beneficios que la caza puede producir en el entorno de Sierra Espuña y especialmente en Totana son ridículos respecto a los cuantiosos daños que estos animales representan para los cultivos de secano y de regadío, de lo que pueden dar fe cientos de agricultores y propietarios agrícolas afectados".
   Las entidades agrarias firmantes declaran también que se adhieren a la Plataforma y al Manifiesto por un desarrollo sostenible y equilibrado de Sierra Espuña y su entorno territorial suscrito por 20 entidades sociales y empresariales del entorno de Sierra Espuña el pasado 25 de abril, en el que se hacen diversas valoraciones sobre el incumplimiento de la Ley y la normativa por el Parque de Sierra Espuña y su entorno socio-económico.
   También se manifiesta por estas entidades agrarias su oposición a que el arruí "se utilice como reclamo turístico para cubrir las numerosas deficiencias medioambientales y de gestión de Sierra Espuña, a fin de obtener la concesión de la Carta Europea de Turismo Sostenible, a la que expresamente nos oponemos".
   Todas las entidades agrarias firmantes han delegado su representación en la Unión de Agricultores y Ganaderos del Bajo Guadalentín (COAG), para que desarrolle en su nombre "todas las acciones y actuaciones que considere necesarias, ante organismos públicos y privados, para la consecución de las peticiones planteadas".