domingo, 12 de marzo de 2017

Ante un juez de Teruel el conductor rumano del camión murciano interceptado con ocho inmigrantes iraquíes en su interior

ZARAGOZA.-El titular de juzgado de Instrucción nº 2 de Teruel ha comenzado a tomar declaración al conductor rumano del camión murciano que fue interceptado en la autovía A-23 en Teruel cuando transportaba ocultos a ocho inmigrantes iraquíes, cuatro de ellos menores, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

El camionero, de nacionalidad rumana, comparece ante el juez acusado de un presunto delito de tráfico de seres humanos y posteriormente están citados como testigos los cuatro inmigrantes adultos.
El camión de transportes "El Mosca", que provenía de Murcia y presuntamente viajaba a Reino Unido, fue interceptado el pasado viernes en la A-23 por agentes de la Guardia Civil de Tráfico y desviado al área de Servicio de Villafranca del Campo, en la provincia de Teruel.
En la caja del camión, que estaba precintada, fueron halladas por los agentes ocho personas de tres familias distintas: una pareja con tres hijos de 5, 8 y 10 años, una mujer con una hija de 2 años y un hombre que viajaba solo.