jueves, 16 de marzo de 2017

El PSRM defiende el modelo de gestión pública para las ITV porque sería más rentable y daría mayor garantía


CARTAGENA.- El diputado del Grupo Parlamentario Socialista Alfonso Martínez Baños ha vuelto a defender en el Pleno de la Asamblea que el modelo de gestión de las ITV de la Región tenga carácter público. Las razones argumentadas por el diputado socialista se basan en una mayor garantía en la seguridad vial, en la conservación del medio ambiente y en la rentabilidad económica.

Martínez Baños ha defendido una enmienda de adición a la moción de Podemos en la que solicitaba el estudio comparativo de la rentabilidad económica de los respectivos modelos de gestión pública y privada de las ITV para los próximos quince años. 
En dicha enmienda pide la creación de dos mesas de trabajo para analizar y acordar el modelo de gestión de las ITV que más convenga a la Región de Murcia: una con las organizaciones sindicales y otra con las organizaciones políticas con representación en la Asamblea Regional.
El diputado socialista argumenta que las ITV son un servicio de obligación pública, lo que justifica aún más que su gestión tenga carácter público, "máxime si el objetivo, como dice el consejero, es acercar las estaciones de ITV a los ciudadanos, y abaratar el coste que les supone la prestación de este servicio".
La Directiva 2014/45 de la Unión Europea deja muy claro que "Los Estados miembros deben seguir siendo responsables de las inspecciones técnicas de vehículos".
La Asamblea Regional ya ha debatido hasta en cuatro ocasiones en la actual legislatura acerca del modelo de las ITV y "seguimos esperando que el Gobierno regional, el Grupo Parlamentario Popular y C's expliquen cuáles son las razones por las que es necesario que este servicio sea privado".
Martínez Baños se mostró a favor de que se incrementen el número de estaciones de ITV y también en rebajar el coste de las revisiones, prestando un servicio de calidad y seguridad.
Las CCAA con las tarifas más bajas para la Inspección Técnica de Vehículos diésel son Extremadura, Navarra, Asturias y Andalucía, todas de titularidad pública. 
Uno de los parámetros utilizados para medir el rigor de las inspecciones es la "tasa de rechazo". Las cinco CCAA con mayor tasa de rechazo son Asturias, Galicia, Andalucía, Baleares y Extremadura, igualmente de titularidad pública.
La única estación de ITV pública de la Región es la de Alcantarilla, que en 2016, a pesar del estado de precariedad al que la ha llevado el Gobierno regional, realizó 68.118 inspecciones e ingresó 2.246.115 euros, con una rentabilidad de más de 1,2 millones de euros. 
 Actualmente, la ITV más rentable en resultado económico neto es la de Alcantarilla y también cuenta con el mejor resultado económico por inspección realizada.
"Creemos que en un futuro escenario, con 19 estaciones de ITV y alrededor de 800.000 inspecciones al año, el beneficio para la CARM si se gestionara de manera pública superaría los cuatro millones de euros, con un precio medio por inspección de entre 21 y 22 euros".

Podemos consigue que se evalúe el que 
las ITV sean gestionadas públicamente

Por su parte, Andrés Pedreño, diputado regional de Podemos, ha asegurado que el deber de las instituciones públicas es dar a conocer a la ciudadanía murciana el debate sobre el mejor modelo de gestión de las ITV en la Región. Es un derecho que tienen para conocer si es más eficaz y beneficioso un modelo público de gestión pública o de gestión privada para los próximos 15 años.
Pedreño ha afirmado que los murcianos y murcianas tienen derecho a saber por qué este gobierno está dispuesto a prescindir "de los muchos millones de euros que le reportaría a las arcas públicas si las ITV fuera públicas.
Según la propia Administración regional, las ITV de la Región de Murcia recaudan alrededor de 48 millones de euros por año, 720 millones de euros en 15 años. Sería una fuente de ingresos periódicos y constantes en las arcas públicas regionales y una de las muchas maneras de equilibrar el presupuesto de la CARM".
Además, el diputado regional ha señalado que el gobierno regional del Partido Popular debe justificar las razones por las que la ITV de Alcantarilla dejará de ser gestionada como un servicio público.
"Es llamativo" ha dicho Andrés Pedreño, que Alcantarilla se privatice cuando "sabemos que es muy rentable. El año pasado hubo casi 70.000 inspecciones que dejaron en las arcas públicas 2.246.115 euros. ¿Cómo es que se quiere licitar para su gestión privada un servicio que da estos rendimientos a la Administración pública? Un despropósito".
Por ello, Pedreño considera que "no hay ninguna razón para q la ITV de Alcantarilla pase a gestión privada. Más bien todo lo contrario. La ITV de Alcantarilla en cuanto servicio público garantiza que la prioridad es garantizar la seguridad vial y el control de la contaminación. El servicio pierde calidad si se introducen criterios de competencia entre las ITV para atraer clientes".
Por último, el diputado de Podemos, Andrés Pedreño ha subrayado que "abogamos por el modelo de gestión pública. Pero en esta Moción planteamos que el Gobierno Regional muestre una comparativa entre modelos para que la ciudadanía pueda optar por el modelo más eficaz".