domingo, 12 de marzo de 2017

El Museo Naval de Cartagena abre una sala dedicada a las armas submarinas


CARTAGENA.- El Museo Naval de Cartagena inauguró hoy la Sala de Armas Submarinas, una dependencia relacionada con el armamento de los sumergibles utilizado por buques de superficie y aeronaves en la guerra naval a lo largo de la historia, desde su aparición a mediados del siglo XIX hasta la actualidad. 

Este nuevo espacio, ubicado en el antiguo Cuartel de Infantería de Marina, complementará a la Sala de Calderería del Arsenal, donde se ubica desde septiembre de 2013 el submarino Isaac Peral. En él se explica la historia del primer prototipo de arma submarina capaz de lanzar torpedos y contar con un sistema eléctrico de propulsión.
En esta sala, que se encuentra a escasos metros del Museo Naval, se puede hacer un recorrido por la vida del inventor a través de paneles, vitrinas y medios audiovisuales, así como la reconstrucción del antiguo despacho del ingeniero e inventor nacido en el callejón cartagenero de Zorrilla
Al acto asistió el alcalde de Cartagena, José López, quien acompañó en la inauguración al director del Instituto de Historia y Cultura Naval y anterior almirante del Arsenal, Fernando Zumalacárregui.
En esta sala están expuestas una serie de armas submarinas y elementos relacionados con ellas y su empleo así como paneles explicativos. Entre las piezas que el visitante podrá encontrar se cuentan minas, torpedos submarinos, tubos lanzatorpedos, giróscopos y espoletas de torpedos antiguos, triángulos de puntería, armas específicamente antisubmarinas como lanzadores de cargas de profundidad o un lanzador de erizos, cohetes, boyas para señalar las minas, cuchillas mecánicas y explosivas para cortar los orinques de las minas o arrastres, entre muchas otras muestras, que suman un total de más de treinta objetos.
La aparición de este tipo de armas en la segunda mitad del S. XIX supuso una revolución en la guerra naval que se tradujo en una ruptura en el equilibrio de las fuerzas navales hasta el punto de que para su uso se desarrollaron técnicas de combate específicas.
Con ellas la Armada Española se colocó a la vanguardia de la tecnología naval a finales de dicho siglo con figuras destacadas como el capitán de navío Bustamante, héroe de guerra caído en combate en la batalla de las Lomas de San Juan en el conflicto de Cuba, a quien corresponden diversos avances en materia de torpedos, y que tiene una zona dedicada a su persona en esta nueva dependencia del museo.
El alcalde, José López, ha comentado que la inauguración de esta sala "viene a redondear la oferta museística de este museo de la Armada". Al mismo tiempo, ha destacado que el desarrollo de las armas submarinas españolas se ha dado "casi siempre, desde sus orígenes", en la ciudad portuaria. Es por esto que el primer edil se ha mostrado también "contentísimo de ampliar el abanico y la oferta cultural de Cartagena" y ha anunciado que desde el Gobierno municipal se tratará de aumentar la cartelería para que los turistas y visitantes encuentren mejor el museo.
Igualmente, López ha avanzado su intención de llevar a Pleno una instancia a la administración superior para que el 1 de junio, coincidiendo con el nacimiento de Isaac Peral, se celebre el Día de la Cultura Científica y la Innovación en la Región. En este sentido ha manifestado que "es de justicia rescatar ese día" en una "ciudad eminentemente tecnológica" como es Cartagena, con valores como la UPCT, la presencia de la Armada y los Astilleros, entre otros.
El director del Instituto de Historia y Cultura Naval, Fernando Zumalacárregui, ha recordado durante su intervención que el Museo Naval de Cartagena disponía en su anterior ubicación de la calle Menéndez Pelayo de 12 salas expositivas, entre las que se encontraba una sala dedicada a las armas submarinas, que es la que hoy se recupera de manera ampliada.
Zumalacárregui ha señalado que "las armas submarinas siempre han tenido una especial vinculación con Cartagena, ya que la Escuela de Armas Submarinas –centro donde se han impartido las enseñanzas de sus especialidades y establecido las doctrinas para su empleo– se ha encontrado muy ligada al antiguo Departamento Marítimo de Cartagena" y que además "tiene su origen en la Escuela de Torpedos, inaugurada en febrero de 1880 en el Palacio de la Intendencia de Cartagena". Asimismo, ha subrayado que el objetivo principal del museo es "enseñar la historia naval y con ella la historia de España".
El director del Museo Naval de Cartagena, Ramón Barro, por su parte, ha explicado que "la Escuela de Armas Submarinas donde más tiempo ha estado ubicada ha sido en Cartagena, dentro de los diferentes emplazamientos que ha tenido a lo largo de su historia desde 1880 por la geografía española", en relación a la relación de la ciudad con este tipo de armamento.
"Esta sala y la de submarinos son las dos únicas salas que diferencian a un museo naval de cualquier museo marítimo o de cualquier museo militar no naval", ha recalcado el capitán de navío Barro. En otra línea, ha rememorado que la ciudad portuaria es la "cuna de la especialidad de armas submarinas en España".