viernes, 17 de marzo de 2017

La Región recupera la excolegiata de San Patricio, un símbolo cultural, histórico y único en España

LORCA.- El presidente de la Comunidad Autónoma, Pedro Antonio Sánchez, asistió hoy al acto de reapertura de la excolegiata de San Patricio, de Lorca, tras el proceso de restauración del templo, con el que la Región de Murcia "recupera un monumento cultural, histórico y único en España, que es símbolo del resurgir tras el seísmo", según indicó hoy la consejera de Cultura y portavoz del Gobierno regional, Noelia Arroyo.

El acto de reapertura fue presidido por José Manuel Lorca Planes, obispo de la Diócesis de Cartagena, de cuya titularidad es el templo. Las actuaciones que en él se han llevado a cabo se enmarcan en el Plan Director del Patrimonio Histórico de Lorca, que están llegando a su fase de finalización, con el 95 por ciento de los BIC y el 80 por ciento de los inmuebles catalogados ya recuperados o en proceso de estarlo.
En concreto, la rehabilitación de la excolegiata ha contado con un presupuesto de 4,37 millones de euros, de los que la Comunidad ha aportado alrededor del 70 por ciento, algo más de tres millones de euros. Entre los trabajos realizados destaca la recuperación de las pinturas del siglo XVI, de motivos geométricos y figurativos, que fueron halladas hace un año y que habían permanecido ocultas en varias zonas de la iglesia.
El edificio, de estilo renacentista, es la piedra angular del conjunto monumental de la Plaza de España, junto al Ayuntamiento, el Palacio del Corregidor y las Salas Capitulares, y fue declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional en 1941. Además, es Bien de Interés Cultural de la Comunidad.
La reconstrucción de Lorca está siendo resultado de una labor constante y eficaz, que ha implicado a todas las Administraciones públicas y al Obispado, y en el que "está comprometido plenamente" el Gobierno de la Región. Se ha actuado sobre decenas de edificios, conservando su estructura, devolviendo el esplendor de sus fachadas y rehabilitando los bienes muebles que habían sido dañados.
"Nuestro interés no es sólo dejarlos como estaban, sino aún mejor, y vamos a seguir trabajando, priorizando la inversión, para hacerlo posible", aseguró la portavoz del Gobierno regional, Noelia Arroyo. 
 Destacó que "ésta es una gran ciudad que ha sabido sobreponerse" y destacó la implicación y colaboración de todos para "levantar una nueva Lorca".
La construcción de San Patricio comenzó en 1533 sobre la vieja iglesia de San Jorge y se dilató hasta 1780 siguiendo el proyecto de Jerónimo Quijano, maestro de las Obras del Obispado de Cartagena.
Se concibió con aires catedralicios, por lo que su interior se articula en tres naves, doce capillas laterales en los contrafuertes, coro y trascoro, girola con capillas radiales y torre-campanario en la cabecera, además de un elevado crucero.
El templo está dedicado a San Patricio, en conmemoración de la victoria sobre el ejército musulmán en la Batalla de Los Alporchones, que tuvo lugar en Lorca el 17 de marzo de 1452, día de San Patricio.