miércoles, 15 de marzo de 2017

Bruselas no comenta la fusión entre Bankia y BMN pero vigila que se cumplan los planes de reestructuración

BRUSELAS.- La Comisión Europea evitó este miércoles pronunciarse sobre la fusión entre Bankia y Banco Mare Nostrum (BMN), pero aseguró que está en contacto con el Gobierno español y que supervisa que se cumplan las condiciones establecidas en los planes de reestructuración de ambas entidades.

No obstante, fuentes comunitarias explicaron que, puesto que la fusión no se efectuará previsiblemente hasta 2018, cuando ya han expirado los planes de reestructuración de ambos bancos, el Ejecutivo comunitario ya no estará "involucrado" en la operación y las entidades no estarán obligadas a ceñirse a los compromisos que adquirieron.
"No tenemos un comentario sobre la fusión 'per se'", afirmó en una rueda de prensa el portavoz de Competencia del Ejecutivo comunitario, Ricardo Cardoso, que añadió que Bruselas está en contacto con las autoridades españolas sobre esta cuestión.
"Corresponde a las autoridades españolas asegurar que la operación planeada esté en línea con los compromisos de las entidades bajo las decisiones sobre ayudas de Estado", añadió Cardoso, antes de señalar que Bruselas seguirá supervisando la implementación de los planes de reestructuración.
Hasta ahora, tanto la Comisión Europea como el Banco Central Europeo (BCE) urgieron al Ejecutivo español a avanzar en la privatización tanto de Bankia como de BMN en sus informes de supervisión del rescate bancario, con el objetivo de "fortalecer" la estabilidad del sector financiero.