miércoles, 15 de marzo de 2017

El consejero de Hacienda de Murcia dice que la fusión Bankia-BMN es una exigencia del mercado y de Bruselas

MURCIA.-El consejero de Hacienda y Administración Pública de la Región de Murcia, Andrés Carrillo, dijo hoy en rueda de prensa que la fusión de Bankia con Banco Mare Nostrum (BMN) es "la mejor fusión posible" no solo para los clientes de la otrora CajaMurcia, sino también para el personal que trabaja en la entidad.

Carrillo recordó que BMN cuenta con el 30% del negocio bancario en la Región de Murcia y que esta fusión se produce en un momento en el que el mercado y la UE exigen este tipo de concentraciones, que en caso de esta con Bankia supondrá además, según dijo, lo mejor también para la pervivencia de la obra social o Fundación CajaMurcia.
A su juicio, se trata de dos estructuras financieras "muy complementarias" con un 65% de su accionariado en poder del Estado y que en el caso de Bankia, solo cuenta con cinco oficinas en la Comunidad de Murcia, lo que no es lo mismo que si tuviera mucha presencia a la hora de hablar de algún problema para el personal que trabaja actualmente en BMN en la Región.
Advirtió que la Bankia que hoy conocemos no es la misma de hace dos años porque fue saneada y "observada con lupa" desde su intervención, estando "entre las más saneadas de Europa".
Preguntado por la pérdida de "murcianía" por parte de Fundación CajaMurcia con esta fusión, respondió que "categóricamente no" y que la citada obra social seguirá trabajando como hasta ahora, si bien con unos beneficios más asentados con esta fusión y menos vulnerable dado que "nace una entidad con más fuerza en la Región".
La fundación CajaMurcia es la sucesora de la antigua Caja de Ahorros de Murcia, una caja de ahorros que utilizaba el mismo nombre comercial y que fue fundada el 23 de septiembre de 1964 por la Diputación Provincial de Murcia.
En 2010, Caja Murcia segregó su negocio bancario en favor del Sistema Institucional de Protección (SIP) Banco Mare Nostrum (BMN), formado junto a Caixa Penedès, Caja Granada y Sa Nostra.
En marzo de 2013, los problemas financieros de BMN llevaron al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a inyectar 730 millones de euros en el banco en forma de nuevas acciones.