lunes, 13 de marzo de 2017

IU-verdes de Lorca denuncia la apertura de una nueva sala de estudio en condiciones de riesgo y peligrosidad

LORCA.- Adoración Peñas, concejal del grupo municipal de IU-Verdes en el Ayuntamiento de Lorca ha lamentado nuevamente el incumplimiento sistemático del equipo de gobierno de los acuerdos que se adoptan en los plenos ordinarios del consistorio.

No es la primera vez que Peñas denuncia esta cuestión, así como tampoco el hecho de la actuación descoordinada del concejal de Cultura, prescindiendo nuevamente de la opinión de sus técnicos.
La edil se ha referido a la pretensión del concejal Llamas de convertir la Universidad Popular en una sala de estudios nocturna con horario de 22:00 a 8:00 horas los 365 días del año, que se llevará a cabo con apertura de puerta por huella dactilar y cámaras de seguridad.
Desde IU-Verdes recuerdan que su formación política se ha preocupado seriamente por esta cuestión desde hace años y recuerdan que el año 2008 se aprobó una moción por unanimidad a propuesta de la formación de izquierdas, en la que se solicitaba inicialmente la apertura interrumpida del centro cultural y de la biblioteca Pilar Barnés en época de exámenes, al tiempo que se reforzaran las dos únicas salas de estudio existentes en Lorca habilitando dos salas más en los extremos de la ciudad, una por la zona del Barrio y otra por San José/La Viña, con el fin de evitar la masificación actual, dotando de más recursos al municipio para que nuestros jóvenes puedan optimizar sus horas de estudio.
La edil ha recordado que de esa petición inicial se aprobó lo relacionado con la habilitación de otras dos salas en los extremos de la ciudad y con respecto a los horarios de apertura en épocas de exámenes se amplió el horario hasta las tres de la madrugada, sábados incluidos.
Esta cuestión fue reclamada y defendida por IU-Verdes en abril de 2016 y nuevamente llevada a pleno en septiembre del mismo año cuando solicitaron la creación de una biblioteca (tal y como se aprobó en 2008) en el marco de un gran pulmón verde en el abandonado solar de la subestación de La Viña.
Peñas no entiende la intención del concejal de Cultura de utilizar las instalaciones de la Universidad Popular con fines de sala de estudio nocturna, alegando que no se trata el espacio adecuado ya que este centro tienen una importante actividad durante el día, recibiendo a cientos de alumnos y debería destinarse únicamente al fin al que está destinado actualmente debido a su masificación, además del riesgo de incendios que podría producirse si alguien fumara en las instalaciones ya que no poseen alarmas contra incendios, únicamente extintores, así como la propia inseguridad al no haber ningún conserje municipal encargado del cuidado del centro, ya que lo supliría una cámara de seguridad y el mecanismo de la huella para la apertura de la puerta.
De igual modo, Peñas añade que el lugar idóneo para sala de estudio son las bibliotecas públicas que ya poseen salas de estudios diurnas, tal y como se hace en la mayor parte de los municipios, poniendo de ejemplo la extensa red de bibliotecas y salas de estudio nocturnas que posee la capital murciana, donde solo en el campus de La Merced hay tres salas diurnas y cuatro aulas nocturnas que abren de diez de la noche a siete de la mañana, más otras cuatro que abren los fines de semana de forma ininterrumpida y todo ello sin contar muchas más que abren de manera similar en el Campus de Espinardo, así como en pedanías.
Por todo ello, Peñas insta al concejal de Cultura a que no actúe de manera precipitada, valorando las consecuencias negativas de este planteamiento y le exige que como equipo de gobierno cumpla con los acuerdos de pleno acordados en años anteriores y garantice las salas de estudio en su ubicación correcta e idónea, haciendo un buen uso y gestión de los recursos culturales comunitarios del municipio.