viernes, 10 de marzo de 2017

La ciudad de Murcia rinde homenaje a la figura de la escultora Elisa Séiquer


MURCIA.- El alcalde de Murcia, José Ballesta, acompañado de miembros de la Corporación municipal descubrieron hoy en el exterior del Museo de la Ciudad la placa en honor a la escultora Elisa Séiquer Gutiérrez, un acto con el que Murcia rinde homenaje a una de las artistas más grandes que ha dado el municipio y en el que estuvo presente la hermana de la homenajeada, Elvira Séiquer.

Una placa en el lateral del Museo recuerda así el trabajo de esta artista que "huyó del camino fácil para adelantarse a su tiempo, convirtiéndose de en uno de los nombres míticos del arte murciano", destacó el alcalde.
Fue la primera mujer que obtuvo el premio Francisco Salzillo de escultura y la única artista murciana seleccionada para participar en la Exposición Universal de Sevilla de 1992. Nació en 1945 en la capital y falleció en 1996, a los 50 años. Comenzó sus estudios en la Escuela de Artes y Oficios de la ciudad, aunque pronto se trasladó a Valencia y Madrid para continuar su formación. Posteriormente también viajó a París, donde amplió sus conocimientos artísticos en el taller de Étienne-Martin.
“Elisa era una artista con fuertes principios y convicciones, y una visión propia del arte, que encontró en la figura humana su principal medio de expresión. Su inconformismo y ánimo de renovación la llevaban a la búsqueda constante de la excelencia, huyendo del camino fácil para adelantarse a su tiempo e insuflar aire fresco al panorama artístico murciano”, destacó el alcalde, quien añadió que “Elisa forma parte de esos nombres míticos del arte murciano”.
El homenaje, que se llevó a cabo en la plaza que lleva el nombre de la artista, se enmarca dentro de la programación del Día Internacional de la Mujer que organiza la Concejalía de Derechos Sociales.
Una de sus primeras exposiciones la realizó en 1963 en la antigua Casa de la Cultura (actual Museo Arqueológico). Formó el grupo artístico Aunar junto a los pintores José María Párraga (autor del texto inscrito en la placa que hoy se ha descubierto), Manuel Avellaneda y Aurelio Pérez Martínez, y los escultores Francisco Toledo Sánchez, José Toledo Sánchez y José Hernández Cano. 
También fue profesora de Secundaria, un periodo durante el cual recorrió la Región: desde Yecla y Mula pasando por Murcia y Las Torres de Cotillas.
Una de sus obras, ‘Juego de muchachos', puede contemplarse en el jardín de las Tres Copas, en el barrio capitalino de La Flota.