miércoles, 15 de marzo de 2017

Los afectados de 'Camposol', en Mazarrón, pedirán que no se publicite la Región en Reino Unido

CARTAGENA.- Los afectados de la urbanización Camposol, de Mazarrón, pedirán al Ministerio de Asuntos Exteriores de Reino Unido que prohíba publicitar allí la Región hasta que no se resuelvan los problemas de esta urbanización.

El presidente de Murcia Transparente, Antonio Sánchez, anunció en la comisión de Política Territorial, Medio Ambiente, Agricultura y Agua que ésta es una de las medidas que el colectivo solicitará por el perjuicio que se les ha causado.
Sánchez, que también escuchó a la anterior compareciente en la comisión, la funcionaria de la Consejería de Fomento, Margarita Ros, se mostró disgustado por la "dejadez" por parte de las administraciones en relación a este tema y por que comparezca ante la comisión "una persona que lleva 25 años en Fomento y que no sepa nada".
El presidente de Murcia Transparente considera que hubo una "trama corrupta" entre el constructor, el Ayuntamiento de Mazarrón, el arquitecto y el notario que certificaba la venta de las viviendas. Asimismo asegura que ni Confederación Hidrográfica ni el Ayuntamiento les han facilitado información sobre la situación de Camposol.
"El periodo es tan largo que está enquistado", dijo antes de añadir que "obviamente hubo una trama corrupta" entre las administraciones.
Durante su comparecencia también incidió en que la imagen de la Región de Murcia en el exterior está viéndose afectada por la situación de la urbanización de Camposol. "Ha habido dejadez, ya está bien de ir tapando y de decir que yo no sé nada", criticó.
Los afectados solicitan que se dote de presupuesto para reparar los daños "causados por los responsables políticos".
En la comisión también compareció la funcionaria de la Consejería de Fomento, Margarita Ros, quien achacó a los medios técnicos disponibles hace 25 años que no se advirtiera sobre plano que se iba a edificar en medio de una rambla en Camposol.
Ros aseguró, a preguntas de los diputados, que el problema de Camposol "no viene por una cuestión de ordenación", sino por la construcción de viviendas en el cauce de una rambla.
"La situación es independiente al planeamiento urbanístico", advirtió la funcionaria, que señaló que la solución al problema también podría llevarse a cabo sin necesidad de modificar el planeamiento urbanístico. 
"Hace 25 años no teníamos tantos medios como ahora para analizar cuestiones paralelas al planteamiento urbanístico", dijo.
En su intervención pidió "máximo respeto" a las personas que trabajan en Urbanismo. Una disciplina que calificó de "desagradable" y explicó que cuando no se ha realizado un determinado trabajo "no ha sido por cuestión de comodidad, sino por no poder desarrollarlo más". Añadió que ella entregó "muchos escritos" a sus superiores señalando la falta de medios.