viernes, 17 de marzo de 2017

Los trabajadores de 'Navantia' impiden entrar a los directivos en el astillero de San Fernando


SAN FERNANDO.- Ante la falta de carga de trabajo, la ausencia de respuestas y el recibimiento en las sedes de Madrid (con controles policiales e impedimentos para registrar documentos y exponer sus quejas), los trabajadores de Navantia han decidido ayer impedir a directores y directivos entrar en la factoría isleña, según publica La Voz Digital.


El comité de empresa de la factoría de Navantia en San Fernando cada vez está más preocupado ante la falta de trabajo. A las seis y cuarto de la mañana se apostaron en la puerta y, sin cortar el tráfico, a toda persona con cargo de responsabilidad no le dejaron pasar, teniendo que dar la vuelta.
Después tomaban el relevo los técnicos superiores que se han sumado a las protestas pidiendo la regulación de las condiciones laborales. En este sentido sí han cortado el acceso a la factoría.
El nivel de crispación y nerviosismo sube cuando se está a pocas semanas de la botadura del último Buque de Acción Marítima (BAM) realizado en Navantia San Fernando. Será el día 30 de marzo y ahora la cuestión está en saber si para entonces habrá un diálogo fluido o por el contrario la situación se complica y las protestas continúan en un día tan señalado.
La protesta tiene su origen en la falta de carga de trabajo. La plantilla ha denunciado que el contrato de las corbetas aún no se ha firmado y, por tanto, la obra de los cinco buques permanece en el aire. Además, el colectivo está indignado con la Dirección General de Navantia
El pasado martes, el comité Intercentros realizó una concentración ante las puertas de la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales a la que pertenece Navantia) para reclamar el convenio colectivo y sobre todo un plan urgente para rejuvenecer a la plantilla.
Ningún miembro de la SEPI ni de Navantia mantuvieron contacto con los manifestantes. El comité de empresa considera que ya se ha llenado el vaso de la paciencia y han decido pasar a la acción.
 «Con una plantilla insuficiente y envejecida, con el incumplimiento del convenio colectivo, el opaco proceso de contrataciones y las cobertura de vacantes y frente al nulo diálogo social de la compañía, el comité de Navantia ha decidido impedir la entrada de los directores y jefes de producción a partir del día de hoy»