lunes, 13 de marzo de 2017

Ortega Cano recibe el alta quirúrgica tras unas dolencias cardíacas operadas

MADRID.- El pasado miércoles el torero cartagenero José Ortega Cano tuvo que ser ingresado en el Hospital Universitario HM Montepríncipe para ser intervenido quirúrgicamente por dolencias cardíacas y someterse a un cateterismo. El ingresó ha coincidido con la inestable situación de su hijo José Fernando, que permanece interno en el centro penitenciario Puerto II de Cádiz, lo que ha llevado al torero a vivir a una situación extrema.

En el parte médico comprobamos que el diestro fue ingresado "debido a una lesión coronaria crítica con potencia riesgo para su vida". Un susto para toda la familia que no se han separado del torero durante los seis días que ha permanecido el madrileño hospital.
Pero después de la intervención y unos días de reposo que han permitido al torero recuperarse y coger fuerzas, Ortega Cano ha recibido el alta médica este lunes pasadas las once de la mañana. Acompañado de su pareja Ana María Aldón el torero salía del hospital y con una actitud muy diferente a la de la semana pasada y atendía a los medios.
El torero ha desvelado su estado de salud: "Me encuentro bastante flojo y débil pero contento, la verdad que fue una cosa improvisada, fue una sorpresa. Me dijeron que viniera con urgencia para ingresarme" ha declarado Ortega Cano, agradeciendo el trato por parte de sus médicos y asegurando que de animo se encuentra bien.
"Ellos vieron que las coronarias estaban afectadas y con el catéter querían ver como estaba la situación y no ponerme un stent como han hecho. Ha habido suerte porque el stent lo asimilo bien el cuerpo y parece ser que no hay necesidad ya de una intervención quirúrgica" ha explicado el mismo Ortega Cano que asegura que ahora tiene que hacer reposo y permanecer tranquilo.