miércoles, 15 de marzo de 2017

Podemos defiende San Javier y pide al gobierno regional "que no mienta más" con la licitación de Corvera

CARTAGENA.- El diputado regional de Podemos, Antonio Urbina, ha afirmado que el planteamiento del gobierno regional respecto al aeropuerto de Corvera y su licitación "es muy preocupante para la Región de Murcia, puesto que hace público un tema que nace de la iniciativa privada y que al final, es un lastre económico para todos los murcianos y murcianas".

Urbina ha señalado que Aena "no va a cerrar San Javier porque tiene planes de negocio para el aeropuerto. Ha recibido un premio recientemente, aumenta el número de pasajeros y tiene potencial de crecimiento. Sin duda, es nuestra apuesta, porque por encima de todo es un aeropuerto público que pertenece a la red nacional e internacional".
El diputado regional de Podemos ha recordado que este tema no debería ser "un asunto público porque nació como iniciativa privada y se dijo a toda la ciudadanía de la Región que no nos iba a costar ni un euro. Hoy, tras abonar por este fantasma sin aviones cada día 22.000 euros, el PP intenta vender el proyecto como un valor y una apuesta de la inversión regional". 
Tras esto, ha concluido Antonio Urbina, se encuentra "una cortina de humo para esconder una inversión faraónica, con la que no se sabe que hacer para que no siga arruinándonos y colocar Corvera al mejor postor, pensando que estos son tontos".
Además, Andrés Pedreño, parlamentario regional de Podemos ha explicado, por su parte, que volver a licitar un concurso con operadores privados "aparte de poner en peligro el carácter público del transporte aéreo en la Región de Murcia, al suscitar una competencia incomprensible con el aeropuerto de San Javier gestionado por Aena, supone volver a incidir en el error garrafal del gobierno Valcárcel que nos ha llevado a tener una aeropuerto sin aviones, cinco año cerrado y con un coste de 186 millones de euros que tendremos que pagar todos los murcianos".
Pedreño ha dicho que el gobierno regional está emulando el modelo puesto en marcha en el aeropuerto de Castellón "que supone que empresas privadas sin la solvencia de Aena tomen el control de una infraestructura pero reservándose un aval contra las pérdidas de explotación que puedan generarse y que pagaremos de nuevo todos los murcianos".
Por último, Andrés Pedreño ha incidido en que la falta de planificación y la incapacidad del consejero para llegar a un acuerdo con Aena provocan "esta salida fácil en una huida hacia delante para intentar contrarrestar comunicativamente la situación de imputación del presidente Sánchez, sin haber valorado las rutas de navegación aérea y la calidad del servicio que solo quedarían garantizados con un gestor público".