sábado, 18 de marzo de 2017

Valcárcel: «Asumo los fracasos en su totalidad, no todo sale bien»

MURCIA.- El hasta hoy presidente del PP de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, que cedió el testigo a Pedro Antonio Sánchez en el cargo, señaló en su discurso de despedida "que la nueva política de la izquierda no es más que una moda pasajera", pero lo que "no pasa nunca es la historia".

Valcárcel, que se despide de la dirección del partido tras más de 25 años, dijo que no quería hacer un discurso político sino "hablar con el corazón. No somos robots, ni autómatas, somos personas y ahora toca hablar de mis sentimientos personales".
Sobre su labor al frente del PP murciano señaló que "se han hecho cosas y no todo ha sido acierto, pero los aciertos se tienen que atribuir a los que han formado parte de los equipos de Gobierno y a la sociedad murciana, que se ha dejado la piel por hacer de esta región una región más prospera".
"Los fracasos los asumo en su totalidad, pero nunca he hecho algo mal desde la consciencia, simplemente no todas las cosas salen bien, aunque es cierto que pueden generar un daño para alguien que no es merecedor", reconoció.
Por otro lado, Valcárcel lamentó que Dios "no limitara la estupidez que se da en otros partidos", y añadía que "la nueva política de la izquierda no será más que una moda pasajera, pero lo que no pasa de moda es la historia".
Finalmente, tuvo palabras para Pedro Antonio Sánchez. "Eres una gran persona y un gran político, estás sufriendo lo que no está escrito, pero estás tendiendo manos, haciendo lo que tienes que hacer sin el más mínimo desmayo, y eso se llama liderazgo".
Antes de comenzar el Congreso, Valcárcel aseguró este sábado que no puede "jugar a futuribles" sobre la situación judicial del presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, pero aclaró que el PP es un partido "dispuesto a apoyar" a Sánchez y unido en torno a él.
"No puedo jugar a futuribles, no sé lo que pasará mañana, pero lo que pasa hoy es que hay un partido en torno a Sánchez, dispuesto a apoyarle, y hacer elucubraciones de lo que puede pasar la semana o el mes que viene, comprenderá que sería adelantar acontecimientos sin necesidad de hacerlo", declaró Valcárcel a la entrada al Congreso Regional del PP, en el que cederá el liderazgo de los populares murcianos tras más de dos décadas.
El vicepresidente del Parlamento Europeo, que asumirá a partir de este sábado la presidencia de honor del PP regional, ironizó con que dejará "por segunda vez" el liderazgo de los populares murcianos en el congreso autonómico, ya que lo hizo previamente el pasado marzo.
"Creo que es lo que había que hacer por responsabilidad, por generosidad y, en cualquier caso, por elegancia, porque es Sánchez quién ha ejercido esa responsabilidad", apuntó Valcárcel.
El presidente del Europarlamento relativizó la influencia del 'caso Auditorio' en el desarrollo del evento congresual, y afirmó que es un "congreso exactamente igual que otro, en el que el partido está muy unido en torno a Sánchez y bastará con verlo dentro de no mucho", con la designación como presidente del PP regional del presidente murciano.
Igualmente, rechazó que los avatares judiciales de Sánchez hayan tenido influencia en que el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, no haya acudido al congreso, y recordó que tampoco acudió a otras citas similares.
Así, Valcárcel achacó la ausencia de Rajoy a que este fin de semana también se celebra el congreso de los populares vascos. "Hoy hay congresos muy importantes, como el del País Vasco, con lo que significa para el PP, y está donde tiene que estar", dijo.
En cambio, sí destacó que el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, sea el encargado de cerrar el congreso. "Viene el número tres, que es el que más poder ha acumulado después del presidente, creo que no está mal", concluyó.