domingo, 9 de abril de 2017

Las hermanas Lafuente Lafont, amigas lorquinas de Carmen Chacón, lloran su muerte prematura hoy


LORCA/MADRID.- Las amigas lorquinas de Carmen Chacón -las tres hermanas Lafuente Lafont- lloran hoy su muerte prematura después de tantos años de relación fraterna con la ex ministra socialista de Defensa que viene desde la niñez en la playa almeriense de Pulpí, San Juan de los Terreros, donde la catalana oriunda de Andalucía pasaba sus veraneos en la cueva de los abuelos paternos, residentes en Olula del Río, puntualmente cada año en agosto incluso siendo ya Carmen un personaje político relevante del PSOE después de haber sido dependienta de El Corte Inglés en Barcelona para pagarse los estudios.

La ex ministra socialista ha sido hallada muerta hoy a los 46 años en su domicilio de Madrid, según han confirmado esta noche fuentes policiales y del PSOE. Una amiga de Chacón, quien sufría una cardiopatía congénita, la ha encontrado sin vida en su domicilio esta tarde después de que sus familiares no hubieran tenido noticias de ella desde la noche anterior. Estaba en pijama tendida sobre su cama y había llegado mucho más allá de lo que nadie esperaba por su diagnosticada cardiopatía congénita.

"Tengo 35 pulsaciones por minuto y el corazón al revés, un bloqueo auricular y ventricular completo” había dicho. "Eso me hace pensar que todos los días son un regalo", y añadió la advertencia médica siendo niña de que "debería llevar un marcapasos y una vida muy tranquila”.

"De niña me explicaron que mi corazón podía bombear sangre para uno, pero difícilmente para dos, así que pensé que no podía tener hijos y llegué a obsesionarme. Siendo niña, mis padres trataron de hacerme ver que no era el fin del mundo, pero me obstiné en tener una vida lo más normal posible. Por eso, hacía deporte en vez de tocar el piano".

Practicó deporte y jugó al baloncesto hasta los 23 años, y aseguraba que seguía viva gracias al “maravilloso” sistema sanitario español.

Sin embargo, Chacón pudo llevar su embarazo a termino con tranquilidad. "Fue un embarazo con cierto riesgo, pero tuve la ayuda de unos profesionales formidables", explicó agradecida.

Las hermanas lorquinas sabían mejor que nadie la enfermedad que acechaba a su amiga desde la niñez: una cardiopatía congénita conocida como la del "corazón al revés" y de la que ella misma había hablado en diversos actos y congresos médicos. Una de las tres hermanas Lafuente Lafont, María Dolores, es precisamente la gerente de la clínica 'Vírgen del Alcázar', de Lorca, y sabía de que iba lo de su amiga.

En febrero de 2011, cuando era ministra de Defensa, Chacón participó en un acto en la que se presentaba una campaña informativa para sensibilizar a la sociedad sobre la cardiopatía congénita.

"Tengo un ventrículo obturado en un corazón que está al revés, pero hago una vida totalmente normal", dijo Chacón en aquella ocasión.

El pasado mes de noviembre, Chacón participó también en Valencia en el primer Congreso Nacional de la Asociación Española contra la Muerte Súbita (AEMS).

Allí explicó que a los 10 años supo que padecía la cardiopatía conocida popularmente como "corazón al revés", consistente en una trasposición de grandes vasos.

Y subrayó que, gracias a los avances de la Medicina, había jugado al baloncesto, su "gran pasión".

Las hermanas Lafuente Lafont, aunque de ideología contraria a la de Chacón, eran de esas amigas de verdad a quien la ministra consultó al ser madre ya mayorcita y todo lo relacionado con los problemas del embarazo, la lactancia -le llevaban al bebé al Congreso para poder darle de mamar hasta los tres meses- y la higiene de su bebé, Miquel, que ahora tiene nueve años. Casi siempre por teléfono desde Madrid, básicamente debido a que dos de ellas habían sido madres muy jóvenes, tenían experiencia al respecto y seguían residiendo en Lorca con sus respectivos maridos y con familias estables.

Fuentes policiales han indicado sobre el fallecimiento de Chacón, que llevaba varias horas muerta cuando fue encontrada y responde probablemente a causas naturales. El servicio de Emergencias del 112 de Madrid recibió un aviso a las 18.30 horas de una persona que afirmaba que hacía tiempo que no tenía noticia sobre la citada política.

Al lugar acudieron agentes de la Policía Nacional y del cuerpo de bomberos del Ayuntamiento de Madrid, que han abierto el domicilio y han encontrado sin signos de violencia el cuerpo sin vida de la que también fuera ministra de Vivienda.


Divorciada desde el pasado mes de julio del periodista aragonés Miguel Barroso, de 61 años y padre de otras dos niñas de un matrimonio anterior con una colega, tras ocho años de convivencia y varios meses de separación, Carmen Chacón no sólo lo consultó ampliamente con sus amigas lorquinas antes de tomar la decisión sino que días después, ya en el mes de agosto, acudió a su encuentro habitual en la playa de San Juan de los Terreros, como refugio lejano del ambiente político madrileño, para estar con ellas y sentirse más segura.


Mejor que nadie las hermanas Lafuente Lafont saben de su carácter perfeccionista, comprometido y algo recio para lo de los sentimientos. Quizás precisamente por aliviar esa tensión entre emotividad y razón pura, Carmen Chacón siempre llevaba una libreta con poemas que sólo enseñaba a sus íntimas.
 

Hija de Baltasar, un arquitecto técnico almeriense que acabó siendo bombero, y de Esther, una abogada catalana, tiene además una hermana menor llamada Mireia Chacón Piqueras. Se pagó los estudios de Derecho trabajando como dependienta de El Corte Inglés. Luego, de beca en beca, saltó a  Canadá y Suiza, hasta que volvió a Gerona para dar clases de Derecho Constitucional en su universidad. No le importaba que los castellanos le añadiesen una 'n' al final de su nombre de pila porque se sentía una catalana en Madrid.

Carmen Chacón, ex ministra de Defensa y madre de un hijo de nueve años, Miquel, fue miembro de la ejecutiva del PSOE y era militante del PSC. Chacón renunció a entrar en las listas electorales de los comicios del 26 de junio de 2016 y abandonó el acta de diputada para incorporarse a un bufete de abogados en Madrid. Chacón se presentó en 2012 como candidata a secretaria general del PSOE. Perdió la votación ante Alfredo Pérez Rubalcaba por tan solo 22 votos.

Chacón llegó al Congreso de los Diputados tras las elecciones de 2000. En el año 2004, tras la victoria de José Luis Rodríguez Zapatero, fue nombrada vicepresidenta del Congreso de los Diputados. En el año 2007 se convirtió en ministra de Vivienda del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y en 2008 ministra de Defensa. Fue la primera mujer en dirigir esta cartera.


Su carrera política empezó en 1994, cuando ingresó en el PSC. Entre los años 1999 y 2003 fue concejal del Ayuntamiento de Esplugues (Barcelona) y primera teniente de alcalde. En 2000 entró en la Ejecutiva Nacional del PSC y fue diputada por Barcelona de 2000 a 2004. En ese mismo periodo fue secretaria de Educación, Universidad, Cultura e Investigación del PSOE.

De 2003 a 2004 fue portavoz del PSOE. A partir de ese año ocupó también la vicepresidencia primera del Congreso de los Diputados (hasta 2007) y la secretaría de Cultura del PSOE (hasta 2008).

El entonces presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero la nombró ministra de la Vivienda en 2007, cargo que ocupó hasta 2008, cuando fue nombrada ministra de Defensa, pasando a ser la primera mujer al frente de esta cartera. En el 38º Congreso del PSOE, celebrado en 2012, se presentó como candidata a la secretaría general del PSOE frente a Alfredo Pérez Rubalcaba, ante el que perdió por 22 delegados. 


Entre 2013 y 2014 se trasladó sola con su hijo a Miami para impartir clases en la Universidad Miami Dade College. Durante el congreso extraordinario del PSOE celebrado en julio de 2014, en el que Pedro Sánchez fue ratificado como líder de la formación, fue elegida secretaria de Relaciones Internacionales. Cabeza de lista del PSC en las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015, logró el acta de diputada.

Carme Chacón renunció a entrar en las listas electorales de los comicios del 26 de junio de 2016 y abandonó el acta de diputada. Se incorporó a un bufete de abogados en Madrid. Fue una de los 17 miembros de la Ejecutiva Federal del partido que dimitió para provocar la salida del secretario general Pedro Sánchez, que finalmente renunció el 1 de octubre de 2016.  


Una representación de la familia Lafuente Lafont previsiblemente acudirá en las próximas horas a Esplugues de Llobregat a despedir a su amiga del alma desde aquellos veranos de los años 80 y 90 en San Juan de los Terreros a apenas diez kilómetros de la villa murciana de Águilas. Será un viaje muy diferente a aquel a que su amiga les animó para conocer Florida cuando Carmen residió por poco tiempo en Miami impartiendo clases magistrales en su universidad pública.

El último mensaje que la socialista dejó a su hijo Miquel en las redes sociales la madrugada del pasado sábado fue: "volando sobre el Océano rumbo a Madrid #ganasdecasa #ganasdemar y muchas ganas de Miquelete", junto a la imagen de un cielo con el amanecer en su horizonte. Y es que Miquel era su confesada gran debilidad y ahora su único amor.

No hay comentarios: